viernes, 12 de septiembre de 2014

Miedo a ir al psicólogo


¿Le tienes miedo al psicólogo?
La atención psicológica no es sólo para atender problemas emocionales graves, la atención temprana puede ayudar a prevenir.

Muchas de las alteraciones en la salud de las personas son psicosomáticas por lo tanto a veces el tratamiento farmacológico no es suficiente y es necesario el trabajo en conjunto entre el médico y el psicólogo, pero hay personas que creen que la atención psicológica es sólo para problemas emocionales graves.

Un psicólogo es un especialista que se encarga del estudio del comportamiento humano. La psicología tiene diferentes áreas de aplicación desde la clínica, educativa, laboral, ambiental, el desarrollo de conocimiento de neuropsicología, el análisis experimental de la conducta u otras áreas que se derivan de actividades específicas como en el ambiente hospitalario está el área de medicina conductual.

El psicólogo y el psiquiatra

El psicólogo clínico se encarga de desarrollar estrategias de evaluación, diagnóstico y tratamiento para diferentes problemas emocionales o de comportamiento, e inclusive, problemas que afectan la salud pero no puede recetar medicamentos, eso sólo lo hacen los psiquiatras.


Un psiquiatra es un médico con esta especialidad lo cual lo faculta para administrar tratamientos farmacológico, es aquí donde radica la diferencia más importante entre un psicólogo y un psiquiatra.

Las personas no están acostumbradas a ir al psicólogo si no se los pide alguna persona como un maestro o un doctor, pues consideran que la consulta psicológica es para los que tienen problemas graves.

Sin embargo, el estilo de vida tiene un papel muy importante en el desarrollo de diferentes enfermedades tanto físicas o mentales debido al déficit en el manejo del estrés, lo que las hace sentir agobiadas o preocupadas por situaciones relacionadas con la vida cotidiana que en otro momento tenían fácil respuesta y que actualmente les da más dificultades resolverlas.

Por esta razón la atención psicológica también puede ayudar a prevenir ya que proporciona recursos y habilidades para reconocer cuando las situaciones cotidianas presentan un problema, saber cómo resolverlos y evitar que se transforme en un problema de salud mental importante que tenga consecuencias somáticas.

Uno de los problemas más comunes en la actualidad es el estrés, el cual se define como una respuesta o estímulo, la forma en que una persona responde a una situación novedosa debido a que considera que no cuenta con los recursos para hacerle frente, esto es, una situación que le genera estrés.

Consecuencias del estrés

El estrés y otros problemas de comportamiento o emocionales pueden generar padecimientos psicosomáticos que son respuestas fisiológicas relacionadas con el desajuste del cuerpo al tratar de adaptarse a la nueva situación presentando sintomatología como dolor de cabeza, malestar estomacal, pérdida del  apetito o sueño que puede derivar en problemas crónicos como migraña, gastritis o inmunodeficiencia.


Problemas comunes

Los problemas más comunes en la atención infantil son de conducta en varones y problemas de ansiedad y emocionales en ambos sexos. Hombres y mujeres adultos acuden solicitando por igual, las edades son principalmente entre 20 y 30 años por el ambiente universitario.

Problemas como la ansiedad, depresión, estrés, problemas económicos y de pareja son los más frecuentes entre la población adulta universitaria.

Los servicios que ofrece la atención psicológica van desde la prevención, el diagnóstico, el tratamiento, o simplemente el acompañamiento o consejería.







Publicar un comentario