sábado, 22 de septiembre de 2012

¿Qué es la depresión?


La tristeza es una emoción que tiene su origen en la pérdida de algo querido y como función la de pedir ayuda. En casos extremos, su duración o intensidad la hace disfuncional y se convierte en patológica y aparece la depresión.
La visión de la depresión desde esta perspectiva permite ver la depresión en lugar de cómo una enfermedad como un problema de aprendizaje manejable. Esto no significa que no pueda haber alguna vez que se dé una depresión debida a una enfermedad que provoque un desequilibrio en los neurotransmisores sin que se dé un cambio en el contexto social. Pero también es cierto que, cuando ha aparecido una depresión, el contexto social cambia, fundamentalmente por los cambios en el comportamiento de la persona.

Definición de depresión
Se define en general por sus síntomas que pueden parecer enfermedades somáticas (dolores, cansancio, etc.)
La clasificación más clásica distingue tres clases de síntomas:
Cognitivos.
Afectivos.
Motores o conductuales.
Un elemento importante a destacar es la tríada depresiva: pensamientos negativos acerca del yo, el mundo y el futuro.


Clases de depresión
El DSM-IV da pautas que distinguen diversas formas de depresión en función de su gravedad, duración, síntomas, etc.
Desde el episodio depresivo agudo hasta los trastornos distímicos que tienen más que ver con trastornos de personalidad.

Trastorno depresivo mayor.
El DSM-IV expone las características básicas del episodio depresivo mayor de esta forma:
A) Durante al menos 2 SEMANAS, presencia casi diaria de al menos CINCO de los siguientes síntomas, incluyendo el 1) o el 2) necesariamente.
(1)  Estado de ánimo deprimido.
(2)  Disminución del placer o interés en cualquier actividad.
(3)  Aumento o disminución de peso/apetito.
(4)  Insomnio o hipersomnio.
(5)  Agitación o enlentecimiento psicomotor.
(6)  Fatiga o pérdida de energía.
(7)  Sentimientos excesivos de inutilidad o culpa.
(8)  Problemas de concentración o toma de decisiones.
(9)  Ideas recurrentes de muerte o suicidio.
B) Interferencia de los síntomas con el funcionamiento cotidiano.
C) No debido a medicamentos, drogas o una condición médica general (p.ej. hipotiroidismo).
D) No asociado a la pérdida de un ser querido ocurrida hace menos de 2 meses (excepto en casos de marcado deterioro en el funcionamiento)

Otras clasificaciones
Cabe distinguir entre depresión reactiva y depresión endógena, aunque sea una clasificación que ya no se use, a veces todavía se emplea. La depresión reactiva es cuando se conoce la causa que la ha originado, si no se conoce se suele decir que es una depresión endógena.





Publicar un comentario