viernes, 29 de noviembre de 2013

La opinión de los demás

La opinión de la gente, lo que puedan hablar de nosotros, nos ha importado siempre, sea cual sea la época en la que nos situemos, y además nos ha limitado bastante en nuestros desarrollo personal. 

Saber lo que opinan los demás, es una información de gran valor, porque así sabremos donde mejorar y cómo.
Pero una cosa es saber y otra muy distinta es dejar que te afecte a tu estado de ánimo o te importe hasta el punto de bajar tus objetivos o incluso perderlos de vista por esta causa.

Aunque la ley de Murphy no es mi favorita, pues se inclina hacia el pesimismo, sí que hay una frase del libro que me gusta mucho, y que te puede servir de ayuda en este aspecto: “No se preocupe demasiado por lo que los demás piensen de usted, están demasiado ocupados preguntándose que es lo que usted pensará de ellos”.

Yo francamente prefiero ser criticada (que siempre lo voy a ser, nunca podré contentar a todo el mundo), y llevar la vida de mis sueños, que vivir una vida mediocre por miedo a críticas, que además nunca van a faltar.

A continuación te doy unos consejos, para que deje de afectarte la opinión de los demás.


Las opiniones de los demás, son sólo eso, opiniones.
Si te dejas abatir por las opiniones de los demás, estás hipotecando tu vida en manos de la ignorancia. Las opiniones son gratuitas, cada persona tiene una y cada una de ellas es diferente.
Unos te dirán que lo que estás haciendo es una locura, otros que adelante ¿Quién tiene razón?
No des credibilidad a una opinión. Está bien tenerlas en cuenta para sacar ideas y para analizarlas en pro de tu mejora, pero no te dejes abatir, la única opinión que cuenta es la tuya.

Sácale provecho a las críticas.
Hay críticas que son constructivas y directamente son para mejorar, hay otras dañinas, aprende a diferenciarlas y saca provecho de las constructivas para la mejora de tu vida y negocio.
Incluso las dañinas, aunque la intención del emisor sea la peor, puede que contengan la semilla del éxito, analízalas, y utilízalas a tu favor si realmente son útiles, si no deséchalas sin más. En ambos casos sólo emplea la parte práctica, no dejes que afecte a tu estado de ánimo.
Mucha gente que critica (no toda), es gente envidiosa que están frustrados porque no consiguen sus sueños, por lo que no consienten ni que afirmes que tú si lo vas a conseguir. Otras lo hacen con buena intención, tienen miedo a que sufras, pero si dejas atrás tus sueños, sufrirás seguro, en cambio si vas a por ellos lo que puedas sufrir será en el camino hacia tus metas y temporalmente.

Cuida tu autoestima con tu diálogo interno
La autoestima, es la gran afectada con esto de las críticas. Muchas mujeres tienen la autoestima muy baja, porque desde pequeñitas las han educado a base de comentarios como: “Eres una inútil”, “Todo lo haces mal”, “No sirves para nada”, “Eres un desastre”.
Realmente esto primero afecta a hombres y mujeres, pero a las mujeres además las han enseñado a no decir que “no” nunca, pues entonces son malas, por lo que la autoestima cae en picado, y quedan defraudadas al recibir los nos de otras personas. Porque a ellas sí que se les dice “no”.
Repítete a diario lo maravillosa que eres. Cuando hagas algo mal, tómalo como el error necesario para aprender a hacerlo bien y cuando lo hagas bien, regodéate en ello y repítete lo exitosa y efectiva que eres.
Aplica estos consejos en lo referente a las críticas, y consigue que estos dejen de minar tu amor propio y mucho menos que te detengan en el camino hacia tus sueños.








Publicar un comentario