lunes, 2 de febrero de 2015

Cómo superar un aborto

Cada persona necesita un tiempo distinto para superar un aborto. Saber que entre el 10 y el 20% de los embarazos son fallidos ayuda, al menos en parte, a superar la pérdida del bebé. Sin embargo, detrás de cada número hay una historia personal. Los especialistas, como se refleja en este artículo, recomiendan utilizar algunos mecanismos y recursos de ayuda para afrontar el embarazo fallido sin caer en la temida depresión, además de dejar a la pareja vivir su proceso de duelo sin presiones.

Conocer algunas cifras es el primer paso para afrontar un aborto sin caer en una depresión. Según los datos de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, entre el 10 y el 20% de los embarazos acaban en aborto espontáneo antes de las 22 semanas de gestación. A esta tasa hay que añadir la de muertes fetales tardías, que se consideran a partir de los seis o más meses de embarazo: tres por cada mil nacidos vivos en España, tal como recogen los datos de movimiento natural de la población del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Estas cifras no son solo números; cada una de ellas esconde una historia personal, más o menos dolorosa. Pero conocer los datos puede ayudar a quien experimenta un aborto a no sentirse solo. Y, de este modo, a afrontar el proceso de recuperación tras la pérdida con un estado de ánimo más positivo.


El tiempo individual para superar un aborto

Una pérdida gestacional necesita del paso del tiempo para poder ser superada
Como en cualquier duelo, una pérdida gestacional necesita del paso del tiempo para poder ser superada, aunque es peligroso marcarse un plazo específico. 

El plazo que cada mujer, o cada hombre, necesita para asumir una gestación fallida dependerá de factores distintos. El tiempo individual de superación varía en función de muchas circunstancias personales; pero también de coyunturas ajenas a la pareja.

Las presiones del entorno, no tener la posibilidad de expresar los sentimientos de dolor que padece la persona que experimenta un aborto e, incluso, las experiencias pasadas aún no superadas, pueden hacer que el hecho de encarar un embarazo fallido se complique. 

Si el duelo está bien integrado, la pareja vivirá la pérdida del bebé unas veces con tristeza, otras con paz. Son emociones que entran dentro de la normalidad. Lo importante para superar con éxito un aborto es que se les deje vivir su proceso de duelo sin presiones. Y no invalidar los sentimientos de angustia con comentarios del tipo '¿otra vez?', 'tienes que olvidar el pasado' o 'estás enganchada a algo que no existió'.

Cuatro recursos que ayudan a afrontar la pérdida

1. Acudir a un profesional cualificado. El primer paso cuando se prolongan los normales sentimientos de ira y tristeza tras el aborto es acudir a un profesional que pueda echarnos una mano para afrontar el proceso de duelo sin depresión. Puede que solo sean necesarias unas sesiones puntuales para asegurarse de que el proceso sigue el curso correcto.

Entre las ventajas de tener el apoyo de un especialista en duelo gestacional y perinatal, está que el psicólogo puede encontrar otras fallas o necesidades que puedan ser necesarias tratar para evitar caer en la depresión tras un embarazo fallido.

2. Contar con un entorno empático. Para encarar con fortaleza el aborto, es importante rodearse de personas comprensivas con las que se pueda compartir la experiencia. Disponer de un grupo social en el que poder expresarse y sentirse una o uno más durante el proceso de duelo es un pasaporte hacia la salud mental.

3. Recursos en la Red. En Internet existen foros gratuitos interesantes y gestionados por profesionales. Es el caso de Superando un aborto, una comunidad virtual para mujeres y hombres que han sufrido alguna pérdida gestacional.

4. Información, información y más información. Contar con documentación rigurosa, así como conocer las cifras de aborto, ayuda a liberarse de la angustiosa sensación de "esto solo me pasa a mí". 






Publicar un comentario