viernes, 6 de febrero de 2015

Cuándo dejar una relación

Las mujeres siempre sabemos cuándo algo no anda bien en nuestra relación, y por lo general podemos ubicar el momento de quiebre entre estar perfectamente felices y estar pensando en si es momento de terminar.

Sin embargo, siempre hay señales de que la relación está en problemas. Aquí te dejamos 5 focos rojos a los que debes poner atención para saber si es momento de dejar ir la relación en la que estás:

1. Duele más de lo que te hace sonreír

En todas las relaciones hay peleas, discusiones y crisis de pareja, pero por lo general las cosas buenas pesan más que las malas. Cuando esta balanza se inclina y las cosas negativas duelen más que lo bueno de las positivas, es un gran foco rojo.

Haz un análisis: en el último mes, ¿cuántas sonrisas por lágrima?


2. Te molestan sus hábitos

Es normal que conforme avance la relación y aterricemos a nuestra pareja en la realidad (cuando la percibamos como ser humano y no como creación perfecta) nos empiecen a molestar ciertas cosas que antes no notábamos. Pero una cosa es que te des cuenta de que nunca en su vida ha lavado un plato y otra es que las cosas que antes te parecían divertidas o atractivas ahora te molesten.

Segundo análisis: ¿qué era lo que más te gustaba de él cuando empezaron? Haz una lista de 5 cosas. ¿Qué de esto te parece sumamente molesto ahora?

3. Prefieres estar en cualquier otro lado

Una relación sana respeta los espacios del otro. Pero si últimamente prefieres hacer cualquier otra cosa antes que estar con tu pareja es momento de reflexionar. Si te encuentras a ti misma buscando pretextos para no verlo o llegar tarde a casa… pregúntate si quieres seguir junto a esa persona.

4. Pelean por cualquier cosa

Si las peleas se han vuelto tu relación y peor aún, discuten siempre por los mismos temas, foco rojo. Las peleas son normales, las crisis también, pero discutir por tonterías (sobre todo si ya no hay sexo de reconciliación) es un signo de que ya no te sientes tan cómoda con la persona con la que estás. Generalmente discutimos por malos entendidos, pero cuando empezamos a discutir por hábitos o rasgos de personalidad la cosa va mucho más allá.

5. Faltas de respeto

Todos los psicólogos concuerdan en que la base de una relación es el respeto. Si en algún momento alguno dejó de respetar al otro en todos los campos de la existencia, tus problemas son graves.

Con respeto nos referimos no sólo a agresiones verbales o físicas (en cuyo caso te urgimos a salir corriendo) si no a perderle el respeto como persona. Si crees que tu marido es un inútil, que no puede hacerse cargo de la casa o solucionar un problema, dejaste de respetarlo.





Publicar un comentario